Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La historia de Diego Rebagliati: el futbolista retirado, dirigente y hoy comentarista deportivo

Por: Diego Guevara

Diego Rebagliati se desempeña actualmente como periodista deportivo en Radio Capital. Pero su pasión por el fútbol viene desde mucho tiempo atrás. En esta entrevista pudimos conocer más acerca de su trayectoria.

¿En qué momento es que inicia tu afición por el fútbol?

Diego Rebagliati: Yo voy al estadio desde muy chico, mi papá siempre fue muy hincha. Entonces yo empecé a ver fútbol a los cinco años. Los primeros partidos que recuerdo claramente son las Eliminatorias del 77. Mi papá era muy hincha de la ‘U’, de la selección. Y a partir de los quince años empecé a jugar y me convocaron a la selección sub-17, entonces a partir de ahí ya empecé a vivir el fútbol desde adentro. Y entonces ya pierdes un poco la capacidad de ser aficionado porque te vuelves parte del sistema.

¿De niño eras hincha de algún equipo?

DR: De chico era hincha de la ‘U’. Hasta que empecé a jugar al fútbol profesional. Me acuerdo que yo estaba en el Sport Boys, estaba de suplente y enfrentamos a la ‘U’, el año 90. Y cuando el Boys le hace un gol, el gol lo hace Claudio Adao. Y yo grito el gol del Boys. Ese momento fue como un quiebre. Y luego ya el resto de mi vida estuve más vinculado a Cristal. A los veinticuatro años, cuando yo regreso de estudiar de Estados Unidos, llego a jugar a Cristal. Juego en Cristal el 94, el 95 voy a préstamo a Ciclista. El 96 regreso a Cristal, salimos campeones. Y en el 99, a los veintiocho años, me dan la gerencia deportiva del club. Estuve ocho años entre gerente deportivo y gerente general en el club, salimos campeones dos veces.

@Capital967 @jimmycalla @Phill_Butters Diego Rebagliati en sus primeros años. pic.twitter.com/kObMk6mgwM

— Luis Chotti (@ElTanoChotti) 6 de octubre de 2016

¿Por qué decidiste retirarte tan joven?

DR: Yo me puse objetivos bastante altos como futbolista. Y a los veintiséis años no los había cumplido. Mis objetivos eran consolidarme como titular en un equipo grande, tener la opción de estar en la selección, y no se había dado. Igual me he arrepentido más de una vez de no haber seguido, pero en ese momento creí que era la mejor decisión.

¿Y esta transición a la gerencia deportiva ya la tenías planeada?

DR: No lo tenía planeado. En ese momento te diría que estaba más cerca de hacer el curso de técnico, pero yo trabajaba en un banco. Ahí ya había empezado a comentar fútbol. Yo dejo de jugar y me llaman al año siguiente para empezar a comentar, y comento el Mundial del 98. Y en el 99 es que Pancho Lombardi me ofrece la gerencia del club. Ahí es que me vuelvo a meter de lleno al fútbol.

¿Cuáles crees que fueron los aspectos más positivos que tuvieron como dirigencia en los años que estuviste en el club?

DR: Yo creo que la contratación de Paulo Autuori fue un acierto grande, eso nos lleva a salir campeones el 2002. Ese año fue duro porque al comienzo hicimos una muy mala Copa Libertadores, hicimos cero puntos. Luego sacamos a cinco jugadores, aunque luego vuelve Jorge Soto, esa fue una decisión bastante difícil…

Luego de una derrota 5-1 con Alianza…

DR: Sí, luego del 5-1 con Alianza y de una Libertadores en la que hicimos cero puntos. Pero eso nos terminó dando el impulso para salir campeones el 2002, después de siete años. Y más adelante, en el 2005, yo apoyo la decisión de llevar a Chemo, que también fue algo muy polémico, porque Chemo era un ídolo de la ‘U’, y Cristal había hecho un mal primer semestre. Pero en el segundo semestre salimos campeones y le ganamos la final a Cienciano. Y el 2007, que fue mi último año en Cristal, yo siempre digo que la decisión de llevar a Sampaoli fue buena. Pero salió mal. Hubo otras decisiones que no acompañaron a esa buena decisión.

Cuando Sampaoli recién llegó al club, ¿te imaginabas que tenía esa proyección internacional?

DR: Yo le tenía mucha fe a Jorge, pero nunca me hubiera imaginado que iba a llegar a donde está ahora. Yo creo que ni el mismo se veía dirigiendo ahí. Su sueño era dirigir en la Primera División de Argentina, alguna vez dirigir a River. Pero estar en el Sevilla y estar de candidato para dirigir al Barcelona, ni el mismo lo soñó.

Ni salir campeón de una Copa América con Chile…

DR: Esa parte sí, porque el trabajo en selección siempre lo ilusionó mucho. Incluso él estaba muy interesado en agarrar la sub-20 de Perú en un momento determinado. Se reunió con Manuel Burga, estuvo a punto de hacerlo, pero no se la jugaron por él.

¿Y por qué crees que no funcionó Sampaoli en Cristal?

DR: Yo creo que nos equivocamos tanto el cómo nosotros en la conformación del plantel. En esa época Sampaoli pensaba que podía convencer a cualquier jugador de su idea futbolística. Y creo que su paso por Cristal le sirvió, y él lo ha dicho, le sirvió para darse cuenta que había jugadores a los cuales no les podía pedir determinadas cosas. No voy a personalizar en nombres, pero hay determinados jugadores que están en un momento de su carrera donde físicamente ya no pueden hacer lo que Sampaoli les pide. Entonces él tiene que ser muy selectivo y equivocarse muy poco en el armado del plantel.

Jorge Sampaoli en la presentación de la plantilla de Sporting Cristal en el 2007 (Foto: El Comercio)

¿Algún referente se acercó a hablar con la dirigencia para expresarles su disconformidad con Sampaoli?

DR: Sí, tuvimos muchas discusiones con el plantel. Porque nadie discutía su capacidad. Lo que ellos sí ponían en discusión era que los que estaba quemando físicamente, que no les daban las piernas a la hora del partido. Entonces ahí hubo una situación complicada.

En el plantel habían algunos jugadores muy veteranos.

DR: Claro, sí. Era un plantel muy veterano, era un plantel sin demasiados jugadores rápidos…

Jorge Soto, por ejemplo, ya estaba en sus últimos años.

DR: Sí, Jorge Soto ya estaba en sus últimos años. De hecho creo que ya el 2008 ya no estuvo en Cristal. También a Bonnet le costó mucho. Fue un año difícil.

¿Cuál fue tú motivación para pasar al periodismo deportivo?

DR: Yo siempre digo que no soy periodista, yo soy comentarista. Yo comento, como te digo, desde los veintiocho años. Cuando yo dejo el club el 2007, a partir del 2008 me dedico a la representación de futbolistas. Esta labor de representación la realicé hasta el 2015, trabajé con Carrillo, con Paolo Hurtado. Y en el 2015 tomé la decisión de dejarlo por razones personales. Y además porque mi hijo Santiago empezó a jugar a otro nivel. Y ya me parecía que representar a otros jugadores y a Santiago era un poco difícil. Y ahí Daniel Peredo me da la oportunidad de comentar en Radio Capital.

Cuando te pierdes el Barza – PSG por ir a ver a @SantiagoReba96 y no lo ponen un minuto. pic.twitter.com/R5ZWYelgOG

— Diego Rebagliati (@diegoreba) 9 de marzo de 2017

¿Tienes pensado regresar a la gerencia deportiva en algún momento?

DR: No creo. No lo descarto. Pero no me veo ni en la ‘U’ ni en Alianza. De alguna manera me he identificado mucho con Cristal.

Sin ser hincha tampoco…

DR: Sí, pero hoy día sí te podría decir que soy hincha de Cristal, porque mis dos hijos son fanáticos. Y conozco a toda la gente que trabaja en el club. Estoy muy cerca al club.

Y a Chemo le ha pasado algo parecido.

DR: Claro, claro, sí. Yo quiero que a Cristal le vaya bien, me puso muy contento cuando Cristal salió campeón el año pasado. Quería que salga campeón. Mi hijo Santiago era parte del plantel. Y tampoco me veo en Cristal porque Santiago es jugador del club, entonces ahí tendría un conflicto de intereses abierto. Yo estoy muy contento con mi trabajo actual. Siento que hay un camino largo por recorrer, me han acogido maravillosamente bien en el grupo de RPP y me siento cómodo aquí.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Noticias Relacionadas: