Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La Selección, un oasis en el desierto (Federación)

La conferencia de prensa que sostuvo a Juan Carlos Oblitas en un conocido hotel de la capital fue una demostración de ‘tener huevos’ (argot futbolero) en el momento de crisis. La Federación Peruana de Fútbol (FPF) no había mostrado un rostro de la parte deportiva hasta el mediodía del miércoles. Allí se le escuchó al que conocemos como ‘Ciego’ dar ‘clases de lucidez’ frente a la prensa deportiva, política y de investigación del Perú.

La intención clara del directivo deportivo de la FPF estuvo basada en señalar 3 puntos a la opinión pública:

A) Deslindar los CNM Audios que vinculan a Edwin Oviedo de una red de favores a gente indeseable
B) La renovación de Ricardo Gareca
C) La renovación de Ricardo Gareca
D) La renovación de Ricardo Gareca

Sin embargo, el título del presente artículo intenta ensayar una frase que englobe la situación del fútbol actual. Porque la Selección Peruana Mayor, aquella que ingresó a la Copa del Mundo tras 36 años y el equipo que posiblemente dirija Ricardo Gareca por 4 años más, es un oasis en el desierto (Federación Peruana de Fútbol). Una persona con vida en un planeta desiertoUna idea en un mar de contradicciones.

Lo que quiere realizar Juan Carlos es, de una forma noble y alturada, salvar el proyecto deportivo. Aquel que no existía hace muchos años. Si a Oviedo y compañía se le puede reconocer algo, es la gestión de sentar las bases de un Fútbol Peruano que mejore año tras año. La creación de un trabajo formativo con Daniel Ahmed y una estructura que genere confianza y un flujo junto al resto de la Federación. Ojo, no solo en el plano deportivo, sino en el resto de áreas (administrativas, marketing, publicidad, prensa, etc). Todas ellas tendrían que vivir en armonía para arrojar un proceso de crecimiento en el deporte. Todas.

¿Realmente podríamos plantear un divorcio de lo deportivo con lo dirigencial?

El producto fútbol necesita ambos rostros. Y que ambos tengan ciertos valores que sumen en el crecimiento del proyecto. En el proyecto rumbo a los Mundiales, pareciera que olvidamos que este deporte es mucho más importante que solo patear una pelota y ganar unos millones de dólares: se trata de educar y tener personas correctas en los puestos idóneosNo solo importa ir a los Mundiales. En este caso, el fin no justifica los medios.

Habría que hacernos unas preguntas sanas: ¿cuán bien nos hace la renovación de Ricardo Gareca? ¿Acaso solucionará las denuncias de lavados de activos, presuntos asesinatos, favores a fiscales del señor Edwin Oviedo? ¿Gareca no estaría aceptando un contrato tácito con gente que, en realidad, le hace daño al deporte del país?

Pasamos de querer hacer un fútbol peruano mejor -entiéndase con mejores profesionales y personas en cada una de las áreas que compone el deporte- a simplemente querer llevar el proyecto que seguramente guarda bases importantes para el desarrollo del deporte, pero con una cabeza que afronta no ‘problemas personales’, sino denuncias gravísimas. Y que están siendo avaladas por respuestas políticamente correctas. Como dijo Juan Carlos: “No nos preocupemos en personas, sino en los procesos”. ¿Hay indispensables aquí?

La pregunta cae por sí sola: ¿Acaso Ricardo Gareca y Juan Carlos Oblitas, dos personas que reconocemos como honestas y profesionales, cada uno en su labor, aceptarán trabajar con una persona con estas graves denuncias?

Por un momento volveremos a nuestras bases como seres humanos y repensarnos qué queremos con el Fútbol Peruano. ¿Solo se trata de ir a los mundiales o de hacer que el deporte sume valores en la sociedad?

(FOTOS: CORTESÍA AGENCIA ANDINA)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Noticias Relacionadas: